Oscar Pintor

“Trompe L’oeil”

por Oscar Pintor

Esta serie está inspirada en la conocida expresión francesa “trompe l’oeil”, engañar al ojo, aunque ahora comienza a utilizarse la palabra española, “trampantojo”, trampa a los ojos.

“El trampantojo es una técnica pictórica que simula, que aparenta, que intenta suplir la realidad. Los trampantojos pretenden engañar, esta es su principal característica, no debemos confundirlo con la pura imitación o el realismo. Simulan objetos, perspectivas, paisajes, o materiales (madera, mármol…) con el objetivo de ocultar defectos, decorar, ampliar o simplemente alegrar una pared, una estancia, o una medianería. Puertas falsas, o que imitan madera, ventanas sin fondo, celosías dibujadas, personajes inmóviles,… escaleras que no llevan a ninguna parte… Los pintores utilizan la perspectiva para engañarnos y darnos sensación de realidad. Se trata de un recurso muy antiguo, ya los griegos y romanos lo utilizaron; en el Renacimiento dio profundidad a los techos y a las paredes de iglesias, palacios, etc., pero sin duda fue el Barroco su época de mayor brillo. Durante el siglo XVII fue habitual su uso tanto en la pintura, sobre todo en el bodegón, como en las bóvedas, techos y muros de edificios.”

Cuando empecé a fotografiar esta serie no tenía idea de esta técnica tan antigua; intuitivamente me atraía esa ambigüedad y ese instante de duda sobre lo que estaba viendo. Siempre pensé que la fotografía también tenía algo que decir sobre esa ilusión…

Texto extraído del artículo "Trampantojos en Madrid" de Mercedes Gómez © Arte en Madrid